El Despeñadero: Dinero de las campañas debería ir al FONDEN y para ayudar a los damnificados.

Ya son miles de mexicanos que en redes sociales exigen que el dinero que se va a malgastar en las campañas electorales de 2018 se destine para fortalecer del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) y para ayudar a los damnificados que dejaron los sismos de 8.1 y 7.1, así como a los afectados por las  lluvias.

 

Por: Armando Escándalos

 

El Instituto Nacional Electoral (INE) es observado minuciosamente  por el pueblo de México, ya que contará con 25 mil millones de pesos para el proceso electoral 2018. De esa cantidad destinará más de 6 mil 778 millones de pesos para repartirlos a los partidos políticos PRI, PAN, PRD, PT, MORENA, PANAL, PVEM, MC, y más de 42 millones 663 mil pesos para candidatos independientes.

La molestia de los mexicanos conscientes es que el dinero no se tire a la basura de esa manera y solo sirva para mantener a políticos ladrones, a sus familias, amantes y  lujos, cuando se le podría dar un uso más productivo y ayudar a los damnificados de Oaxaca, Morelos, Puebla, la Ciudad de México, el Estado de México, Guerrero, Tabasco, Veracruz, entre otras entidades con afectaciones por los fenómenos naturales.

Sin embargo, las posiciones asumidas por diputados, senadores y líderes de partidos políticos provocan la condena del pueblo de México ante su falta de humanismo y solidaridad con las familias que perdieron a sus seres queridos y su patrimonio, el cual lograron  con mucho esfuerzo y sacrificio. Y no robando los recursos públicos.

Si ya de por sí, la ciudadanía está harta de los políticos y sus partidos porque solo cuidan sus intereses mezquinos y en nada representan a la mayoría de los mexicanos salvo a sus propios dirigentes, militantes y la clase política, ahora con estas pociones se están ganando el repudio generalizado del pueblo.

Una muestra del hartazgo de la gente se registró en una de las zonas devastadas de la Ciudad de México a la que acudió muy campante a tomarse la foto el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien fue corrido de forma penosa por los voluntarios y familiares de las víctimas, y poco faltó para que el titular de la Segob fuera linchado.

Lastimosamente en Oaxaca y Chiapas, que son las entidades con el mayor rezago y pobreza de México la situación fue diferente, ya que la misma necesidad de la gente y esa hospitalidad que caracteriza a los pueblos originarios, permitió que los funcionarios que integran el gabinete de Enrique Peña Nieto vinieran a tomarse la foto durante varios días, aunque no trajeron soluciones reales para los afectados.

Por ello, vimos que   Enrique Peña Nieto en un momento de lucidez optó por mantener a sus funcionarios en Oaxaca y  Chiapas (por cierto, entidades actualmente gobernadas por el PRI),  ya que en la Ciudad de México donde la alternancia en el poder llegó hace muchos años, los ciudadanos ya no se dejan engañar ni aceptan despensas a cambio del voto.

Y veremos más telenovelas y capítulos de ternura electoral en las televisoras al servicio del Gobierno en las zonas de desastre de Oaxaca y Chiapas, donde los políticos seguirán lavando su imagen y tratando de captar votos para el PRI, haciéndose  pasar como los buenos del cuento y tratando de borrar cinco años de escándalos y corrupción.

Y cabe decirlo que en Oaxaca la ayuda que dieron miles de mexicanos se entrega a cuenta gotas por parte de las autoridades y en muchos casos,  las despensas se están almacenando para la compra de votos. Aquellos que lucran con  la tragedia y el dolor ya son conocidos y en la lista encontramos al diputado priísta oriundo de Tehuantepec, Donovan Rito y al propio secretario municipal de Juchitán, el perredista Oscar Cruz; ya será cuestión de la gente si los vuelve a apoyar con su voto y se dejan engañar por estos políticos sin entrañas.

Pero la moneda está en el aire y los ciudadanos están despertando para decirles a los partidos y sus políticos que las reglas del juego están cambiando y ya es tiempo de que cualquier mexicano pueda gobernar sin  venir de una familia de abolengo ni mucho ser parte de los mafiosos en el poder, solo se necesitan ganas de trabajar por el bien de la gente y hay ciudadanos con capacidad y moral para hacerlo.

-00-

 

 

 

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Download Free WordPress Themes | Thanks to Themes Gallery, Premium Free WordPress Themes and Free Premium WordPress Themes