Florencio Serafín Muñoz, medio siglo viviendo “La Noche de Rábanos”

“Mi madre me llevaba en brazos a ese zócalo, desde que tengo uso de razón como de los 13 o 14 años de edad, no era “Noche de Rábanos, era una vendimia donde se vendían lechugas, rábanos y pescado para la vigilia del 24 de diciembre, recuerda Don Florencio Serafín Muñoz, de 66 años de edad, y quien ha participado desde hace 5 décadas en una de las festividades más grandes de los oaxaqueños”. La Noche de Rábanos.

 

Por: Idolina Herrera López

 

Desde hace 50 años Don Florencio ha participado, de manera ininterrumpida en esta festividad, y este 2017 no será la excepción, pero con la alegría de recibir el apoyo y la ayuda de su yerno, hijo y nieto, quienes también aportarán su talento para dar vida a la recreación de una de sus máximas obras: “Las tres grandes tradiciones del estado de Oaxaca 24 de diciembre, Noche de Rábanos y Guelaguetza.”

 

“Estoy contento, porque estoy muy motivado, lo que nunca creo en el año pasado, la autoestima la tengo muy arriba, me siento muy bien, seguro de lo que estor haciendo, tranquilo, sereno no estoy tenso, estoy trabajando bien, contento” relató Don Florencio que desde hace 16 años empezó a participar en esta tradición oaxaqueña.”

 

En su andar ha visto y recorrido la evolución de esta festividad, que este año cumple 120 años de historia, así como las diferentes figuras que ha realizado como hortelano ,como: en las fiestas patronales, los convites, calendas, juegos artificiales, tiradas de frutas, lunes del cerro, o como nace la “Noche de Rábanos” que originalmente era un tianguis.

Don Florencio sabe que participar en esta festividad l ha dejado grandes enseñanzas, “esto no es de pensar, es de hacer y actuar, porque yo digo que no solo es hacer, sino que debe haber sentimientos, debes enamorarte del arte para que los demás lo vean, para que vean lo que sentiste”, dijo al tiempo de invitar a las nuevas generaciones a participar activamente en la preservación de nuestro legado cultural e histórico.”

 

En este año Don Florencio señaló, que tendrá que llegar al zócalo a las 7 de a mañana, para empezar a lavar y preparar el rábano en figuras que han realizado desde el 19 de diciembre, pues se necesitan cuatro horas para montar y hacer los arreglos necesarios para que todo quede perfecto.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress and MagTheme