Verduguillo: * El autismo gubernamental en Oaxaca. 

El  autismo como una patología pediátrica,  es grave y muy demandante para los padres , de acuerdo a cifras de estadísticas internaciones hacer referencia que es más  frecuente un niño autista que los casos de sida o diabetes en la infancia;  hay organizaciones internacionales que tienen enfocadas sus baterías para disminuir el daño mental y emocional en el niño autista ( plausible labor); el autismo en  los niños, lo definimos como  un espectro de trastornos caracterizados por un grave déficit del desarrollo, permanente y profundo.

 

Por: Javier Cruz de la Fuente. 

Afecta la socialización, comunicación, imaginación, planificación y reciprocidad emocional, y se evidencia mediante conductas repetitivas o inusuales. Los síntomas son la falta de interacción social (muestran dificultad para relacionarse con otros niños de la misma edad, poco o nulo contacto visual, evitan el contacto físico, no responden al ser llamados por su nombre, no tienen lenguaje y si lo tienen
presenta alteraciones), las estereotipias (movimientos repetitivos), poca tolerancia a la frustración, risas o llantos sin motivo aparente, presentan hiperactividad o son muy pasivos, no hay juego simbólico, carecen de juego creativo. La mayoría de estos síntomas pueden aparecer al año y medio de edad, comenzando con retrocesos en el desarrollo del niño. Se considera esta patología con gran carga emocional de los padres para poder llevar un control adecuado del paciente.
Sin  ofender y sin lesionar la integridad física o emocional de los enfermos  y padres de niños con este problema, me voy a referir al otro autismo, al que sufren nuestros gobernantes, en especial el Gobierno de Oaxaca; estos señores sufren del autismo administrativo, llamado también autismo gubernamental y así como la patología lo marca, estos personajes del actual gobierno de Oaxaca, sufren de ausencia emocional, no escuchan, no tienen planeación, no evalúan ni miden las complicaciones ni los daños que algo pueda ocasionar. Es inexplicable que el Gobernador teniendo todas las evidencias que el Licenciado  en Relaciones Exteriores Alberto Esteva Salinas ha cometido  una serie de irregularidades en la Secretaria de Seguridad Publica, no le haya solicitado su renuncia y todavía dice, aquí a los funcionarios el gobernador los pone y el gobernador los quita, es decir, no hay un razonamiento lógico, solo el sentido visceral; en una entrevista de
ayer, el gobernador dijo,  cada mes se evalúa el desempeño de cada servidor público de primer nivel, pero eso lo dijo para salir del paso; quien los evalúa y con qué parámetros los evalúa; es decir el señor gobernador sufre de autismo gubernamental, sus comentarios y sus actos están fuera de la realidad,  el autismo del que estamos hablando es similar en todos los secretarios y subsecretarios del gobierno de Oaxaca,  todos en sus discursos hablan de otro  Oaxaca, un Oaxaca irreal  y de cuento de hadas,  donde todo es paz, progreso, trabajo y armonía, siendo que la realidad es otra.
Como nos podemos explicar que don Neza hable de gran cantidad de obras, si solo, vemos una; como nos podemos explicar que don German Tenorio hable de 100% de abasto si nosotros como enfermos sabemos que no es cierto, que siempre nos falta una u otra medicina; como puede hablar el Secretario de turismo, que la derrama del turismo en Oaxaca esta alcanzado la mayor cantidad de ingresos que ha tenido el Estado, si la sociedad y vendedores de artesanías, hoteleros y restauranteros estén pegando el grito en el cielo diciendo que pueden quebrar sus negocios; como puede hablar don Chapito o Chaperoncito que la UABJO va viento en popa hacia la acreditación total, si los edificios están en pésimas condiciones, atestada de  porros y drogadictos en su campus; por lo tanto  es explicable la presencia en el gabinete de varios secretarios con enfermedad de Alzheimer y otros con un autismo gubernamental que da miedo.
El problema de esta “Autismo Gubernamental”  a diferencia del otro, es que solo afecta a la clase trabajadora, porque estos enfermos se  llenan las bolsas de dinero y ese si saben dónde guardarlo y en que gastarlo y lo más grave nunca serán castigados, pues arribara otro igual o mas patológico.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress and MagTheme